El único restaurante japonés donde el chef eres tú

Yakiniku Rikyu es un restaurante de parrilla coreano-japonés ubicado en Madrid. La premisa del local es invitar a los comensales a una ceremonia culinaria en la que cocinan su comida al gusto en una parrilla encastrada en el centro de la mesa.

La estrategia de Narita fue crear una identidad con un marcado carácter japonés sin dejar de lado la naturaleza cosmopolita del proyecto. Esta ha sido implementada en el propio espacio, sitio web y material promocional, y acompañada por una caligrafía ad hoc para los kanjis.

Plasmar las raíces japonesas y el carácter cosmopolita del proyecto en la carta, el servicio y la ambientación del local.

Trasladar la esencia nipona a lo digital a través de hitos y conceptos ancestrales. Dejar huella en el comensal con un souvenir.

Conocer el espacio, descubrir su oferta y reservar la experiencia de ceremonia culinaria contemporánea desde un mismo lugar.

Otros proyectos

Otros proyectos relacionados

Año 2019-2021 ©Narita y Stone

Asuka Korea Global

El cliente

Detrás de Yakiniku Rikyu está la iniciativa, por parte de un empresario de origen coreano-japonés, de abrir en Madrid un local de parrilla japonesa que diera a conocer esta práctica culinaria tan habitual en Japón, fruto de la fusión de dos culturas. Este tipo de cocina surge a partir de un sistema traído por los inmigrantes coreanos que llegaron a Japón a principios de los años cincuenta. Es una mezcla de la tradicional parrilla coreana en mesa y los cortes y razas de vacuno de los japoneses. Los comensales se cocinan a su gusto tanto la carne como otros alimentos en una parrilla encastrada en el centro de la mesa. Yakiniku significa “quemar carne” o “parrilla que se hace uno mismo”.

El proyecto

El restaurante Yakiniku Rikyu busca ofrecer una propuesta gastronómica de alta calidad en un entorno diseñado al detalle: una experiencia, a modo de ceremonia culinaria contemporánea, hondamente vinculada con la cultura japonesa tanto en la carta y el servicio, como en la ambientación del local. La estrategia marcada por Narita fue la de crear una identidad con unas fuertes referencias a sus raíces japonesas, pero con un carácter global que reflejara también la condición cosmopolita del proyecto.

La implantación

El punto de partida fue la creación de una marca que aglutinara referencias al origen japonés del restaurante, a la forma redonda de las parrillas de este tipo de locales, y al color y vetas de la carne. Surge así un signo con alusiones a la bandera de Japón, con sus elementos ligeramente desplazados en relación al dinamismo de la experiencia gastronómica. Por otro lado, se creó una caligrafía propia para los kanjis, los ideogramas japoneses incluidos en el desarrollo gráfico de la marca. Esto es un guiño a la segunda parte del nombre del restaurante, ya que rikyu significa “palacio de verano del emperador”. Del mismo modo que los antiguos palacios japoneses contaban con sus caligrafías exclusivas, el palacio de la carne Yakiniku Rikyu tiene también la suya propia.

La marca se aplicó en todo tipo de soportes. Más allá de la rotulación, la web, las cartas, los folletos y materiales promocionales, se implantó también en uniformes, vajilla y cubertería. Además, Narita se encargó de la dirección de arte de la fotografía, tanto gastronómica como del espacio.

Equipo

Alejandro Carrasco

Cristina Ruiz

Fabián Suárez

Juanje Molina

Mamen Chaves

Raúl Gómez

Vanesa Cortacero

Partner

Alberto Monteagudo

Alfonso Acedo

Estudio Mierterán

Rubén Ayala

Qué hicimos

Audiovisuales

Consultoría de marca

Dirección de arte

Identidad visual

Marketing online/offline

Naming

Prospectiva de innovación

RRSS

Storytelling

Web